Eros


Siempre es conveniente recordar que en los antiguos griegos Eros no era el dios del sexo (función que le correspondía a Afrodita), sino del amor cósmico, ya que todo lo existente había sido creado por la labor entre Cronos y Eros, o sea tiempo y amor cósmico.

Por eso resulta oportuno recordar aquí las afirmaciones de Antonio Gala:

“En nuestra época la mayor pasión es poseer, pero casi nadie está poseído por una pasión, o por lo menos no por la sexual. Es curioso que el objeto de la posesión haya dejado de ser la persona amada; es ya el sexo mismo, y con la misma falta de implicación personal con que se posee el resto de los bienes: una casa, un coche, un avión. Se disfruta de ellos, pero no somos ellos. Y esto ha producido un distanciamiento, un enfrentamiento agravado por diversos temores, que conduce a la Read More