Konvergencias Blog

Cultura y Valores

By

CLEOBULINA

mujerengrecia

 

Hay que hablar de Cleobulina. Digamos que vivió unos seiscientos años antes de N.E. Fue hija de unos los siete sabios de Atenas, de Cleóbulo, aunque su padre según los historiadores la llamaba Eumetida.

Esta mujer se dio a escribir enigmas. Y atrajo con ella fama, dado que eran muy ingeniosos. Varios fueron los que la recordaron y alabaron: Cratino escribió una obra a la que puso su nombre, Laercio y Clemente de Alejandría la nombran. Y fue Plutarco el que adjudicó a Cleobulina un enigma que cita Aristóteles en la Retórica, referido a la aplicación de ventosas, Read More

By

Eros


Siempre es conveniente recordar que en los antiguos griegos Eros no era el dios del sexo (función que le correspondía a Afrodita), sino del amor cósmico, ya que todo lo existente había sido creado por la labor entre Cronos y Eros, o sea tiempo y amor cósmico.

Por eso resulta oportuno recordar aquí las afirmaciones de Antonio Gala:

“En nuestra época la mayor pasión es poseer, pero casi nadie está poseído por una pasión, o por lo menos no por la sexual. Es curioso que el objeto de la posesión haya dejado de ser la persona amada; es ya el sexo mismo, y con la misma falta de implicación personal con que se posee el resto de los bienes: una casa, un coche, un avión. Se disfruta de ellos, pero no somos ellos. Y esto ha producido un distanciamiento, un enfrentamiento agravado por diversos temores, que conduce a la Read More