Konvergencias Blog

Cultura y Valores

By

LO QUE FUIMOS, LO QUE SOMOS

libertango

¿Cuál de las artes fue la primera? ¿En qué momento fuimos algo más que matar para comer, para defender nuestra propia existencia amenazada por algún animal, algo más que dormir y observar muy atentos el horizonte, todo lo que se mueve, porque ahí puede estar la diferencia entre sobrevivir o perecer sin más? Ni siquiera sabemos cómo fue que nos dimos cuenta que la cópula provocaba hijos. ¿Fue la danza el primer gesto de eso que hoy llamamos arte? Danza para atraer lluvias cuando empezamos a cultivar la tierra, para protegernos de amenazas cualesquiera fueran, danzas invocantes, danzas convocantes. ¿Fueron las pinturas en cavernas el primer gesto de eso que hoy llamamos arte? Pinturas hechas con los mismos sentidos y objetivos de la danza.

No lo sé, no lo sabemos. Ni qué decir de los instrumentos de música. Ni cuáles fueron los propósitos con los que al comienzo los usábamos.

Apenas sé de mis asombros cuando escucho, cuando veo, esta Filarmónica de Moscú, interpretando Piazzola, interpretando Libertango, y hay instrumentos de viento, de percusión, de cuerdas, hay danza, hay esto y hay aquello, y me callo.

Dije mis asombros. No dije que no hay un afuera, no dije lo que hay junto a mi ventana porque no sé, absorto estoy, absorto, y vos frente a mí, y te miro, y siento que la vida palpita adecuadamente.

https://www.youtube.com/watch?v=kdhTodxH7Gw

By

¿A QUÉ HORA CRECEN LOS ÁRBOLES CUANDO CRECEN?

 

arbol

Sabemos que se crece en el calor. Todo. Todo se expande y se mueve. Desayunando con vos, surge la duda: ¿a qué hora crecen los árboles cuando crecen? Tras los ventanales, los durazneros, los álamos, parecen esperar nuestra respuesta, o quizás las testimonian. O quizás nos la están dando.

¿Crecen a las mismas horas los árboles en las sierras que sus hermanos en las ciudades?

Las preguntas parecen necesitar una respuesta botánica. ¿Solamente? Vos tomás un té, yo un café descafeinado. Los mensajes en el celular llegan lentos, prometen el clásico domingo bajo la llovizna lenta, tímida. Aseguran que nuestras columnas vertebrales cambian cada quince días, aproximadamente, su conformación de céulas y núcleos. Se supone que a toda hora se suplantan unas a otras. Y los árboles, ¿a qué hora crecen cuando crecen? Y la contracara: ¿en qué horas se van desnudando sin mirarnos en el otoño?

No sé cuándo crece lo que crece. Ni a qué hora exacta se marchita. Mi ignorancia tiene un límite: no sé a qué hora, pero sí sé cuándo te quiero, cuándo es imposible que no te ame. Será que eso que llamamos amor cambia meramente sus formas cotidianas, no sus contenidos esenciales. Uff, qué serio. Digo, las flores de los palos borrachos no son eternas pero es como si lo fueran. Tus manos con las mías, ahh, eso sí es eterno. ¿me harías otro café?

By

¿Tiene sentido la vida? ¿Tiene sentido la literatura?

Old Antique Clock Face, Sepia Toned

Dice Abelardo Castillo (Ser escritor): “Estamos atravesando lo que yo llamaría una crisis universal del sentido. La religión, la ciencia, el arte, ya no dan respuestas a nadie. El final de la historia, el fin de las ideologías, la muerte de las utopías, quieren decir sencillamente que no le vemos un sentido al mundo. La pregunta, entonces, sería: ¿Qué sentido tiene la literatura en un mundo sin sentido? No hay más que dos respuestas. La primera: ningún sentido. La segunda es precisamente la que hoy no parece estar de moda: el sentido de la literatura es imaginarle un sentido al mundo y, por lo tanto, al escritor que la escribe”.

Cuidado con estas afirmaciones. Read More

By

Piedras: otro rostro del infinito.


piedras

(sobre NO MADE, + mediums, el arte como medio, Córdoba, 2014)

Que toda piedra lleva en sí un trozo del mapa del universo es sabido. Lo proclamó y demostró Roger Callois.

Se puede deducir así que cada piedra es otro rostro del infinito.

Pero + mediums da un paso más: ahora cada piedra no es sólo una imagen que duplica su perspectiva del mundo. Ahora cada piedra se traslada. Es decir, ya no es sólo espacio. Es movimiento. Y no sólo eso: cada piedra es -en apariencia- de un mismo color. Cabe a cada espectador/actor dirimir los porqués que hacen que el mismo color sea diferente en cada piedra.

Si + mediums hizo de cada piedra no sólo espacio sino movimiento y color, la pregunta es: ¿quién o qué mueve la piedra? ¿por dónde y hacia dónde la traslada? Nada se mueve sin que alguien o algo la mueva, nada se mueve sin un vacío donde hacerlo. Así, el rostro de cada piedra depende de quien la mueve, y hacia qué puerto lo hace.

No caben dudas que + mediums pone en cada acto de arte su concepto plural, lúdico y gestual. Arte es lo que sucede. La llamada intervención es una flecha de marcha constante.

No caben dudas que no es tan sólo la piedra lo que se mueve. Soy yo, somos nosotros quienes nos movemos con ella y en ella. Y al hacerlo, movemos al arte y al mundo. Todo torna otro sentido.

No caben dudas que el infinito es una móvil quietud.

Tal vez eso sea también otro nombre para el amor.

(para más conocimiento de esta muestra/performance/instalación:

 https://www.youtube.com/watchv=f4pTUQxP_vA&feature=youtu.be)