El Estado y la ayuda a los necesitados: ¿nada nuevo bajo el sol?

mendigo

No sé en qué ciudad o Estado de la antigüedad comenzó la ayuda estatal a los necesitados (ancianos sin que nadie los cuidase, veteranos de guerra en idénticas condiciones, impedidos físicamente, pobres en general).

Al menos, en la Grecia de Solón ya se practica esa ayuda: alrededor de 600 años a.C., Plutarco nos cuenta que Pisístrato logró una ley para ayudar a mutilados por las guerras, y se pone como ejemplo a un tal Tersipo que recibía ese subsidio. Aristóteles lo expresa claramente: “Hay, en efecto, una ley que dispone que los que poseen menos de tres minas y están impedidos físicamente de manera que no pueden realizar ningún trabajo, los examine el Consejo y se les conceda, a costa del fisco, dos óbolos diarios a cada uno como alimento”. Read More